Así es como Dios quiere que Celebremos

Valora este artículo
(3 votos)

Los sabios nos muestran lo que significa celebrar lo que realmente vale la pena celebrar.

Cuando vieron la estrella, ¡se llenaron de alegría! Entraron en la casa y vieron al niño con su madre, María, y se inclinaron y lo adoraron. Luego abrieron sus cofres de tesoro y le dieron regalos de oro, incienso y mirra. (Mateo 2:10-11)

Navidad. Año Nuevo. ¡Qué gran momento para celebrar! Es muy divertido celebrar algo, ¿verdad? Cuando las personas se juntan y comparten su felicidad por algún motivo común, eso trae una alegría especial.

¡Tenemos un Dios tan digno de ser celebrado! Esa es una manera de describir lo que es la adoración: celebrando a Dios. En la historia de la Navidad, vemos lo importante que es para Dios celebrar Su regalo: Jesús.


La historia de los sabios

En la Biblia, en Mateo 2:1-12, encontramos la historia de los hombres sabios, o los "reyes magos" como se les conoce comúnmente. Estos nuevos personajes se introducen sin mucha explicación. Pero una cosa está clara: ellos escucharon del nacimiento del Mesías, y su respuesta es venir a celebrarle y adorarle.

"Jesús nació en Belén de Judea durante el reinado de Herodes. Por ese tiempo, algunos sabios de países del oriente llegaron a Jerusalén y preguntaron: «¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Vimos su estrella mientras salía y hemos venido a adorarlo»." - Mateo 2:1-2

Los sabios escucharon que Jesús había nacido y fueron a visitarle. Ellos viajaron una gran distancia para encontrarse con el Mesías siguiendo la estrella que Dios puso en el cielo para ellos (Mateo 2:10). Cuando llegaron, le entregaron regalos de oro, incienso y mirra a Jesús (Mateo 2:11). Luego, después de ser advertidos que no regresaran con el rey Herodes, se fueron en secreto (Mateo 2:12).

La importancia de la celebración

La historia de la Navidad podría haberse contado sin la mención de los sabios que venían a celebrar y adorar a Jesús, pero su inclusión debería mostrarnos que ¡Dios valora y quiere que celebremos las cosas que Él hace por nosotros! Veamos tres maneras en que los sabios celebraron y adoraron a Dios por enviar a Jesús.

Dejaron todo para adorar - Tan pronto como los sabios oyeron hablar del nacimiento de Jesús, comenzaron su viaje para encontrarse con Él y adorarle con alabanzas y regalos.

Siguieron la guía de Dios - Ellos no sabían dónde estaba el Mesías, pero Dios se los mostró (en cumplimiento de una profecía en el Antiguo Testamento) usando una estrella. Ellos no intentaron encontrar a Jesús solos, sino que siguieron la dirección de Dios.

Proclamaron Su nombre - Cada uno de los regalos, oro, incienso y mirra, decía algo sobre la identidad de Jesús. El oro era una representación de Su Reinado. Él es el Rey de Reyes y Señor de señores. El incienso era una representación de Jesús como el Sumo Sacerdote. Y la mirra, que se usaba para preservar los cadáveres, predijo Su muerte, y la forma en que Él derrotaría a la muerte con Su resurrección.

Mientras piensa en la historia de la Navidad en esta época, e incluso durante todo el año, recuerde la importancia de celebrar quién es Jesús. Él es el Rey de reyes y Señor de señores, nuestro Sumo Sacerdote y el Salvador del mundo. ¡Alábele!

Ore esta semana:

Señor, quiero pasar esta época celebrando el nacimiento de tu Hijo, Jesucristo. Enséñame lo que significa celebrar lo que has hecho en mi vida y a darte toda la gloria. ¡Muéstrame lo que es digno de celebración! Te amo y te dedico mi vida. Amén.

Escrito por GodLife on 01/01/2019

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Panes calientes

Campamento

Informativo

Guia Dominical

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Los ojos del alma

Colaboradores