Es cierto aquello de que los bebés aprenden tanto como absorbe una esponja.  Cada día es un nuevo descubrimiento para ellos, y desde que nacen, su cerebro empieza a aprender a una velocidad impresionante. Aquí te cuento cómo aprenden los bebés y qué puedes hacer para estimular ese proceso con tu creatividad y amor.

Desde que nacen y abren sus ojos al mundo, los bebés aprenden. Empiezan a descubrir nuevas sensaciones, sonidos, colores, sabores; sienten el amor, sienten la alegría; saben que cuando tienen hambre y lloran, mamá les da de comer; es el inicio de su viaje por la vida. Se sorprenden con cada cosa que ven y aunque cuando son muy pequeñitos no pueden hablar, ellos están procesando toda la información en su cerebro y cuando les hablas, entienden. Esos sonidos que parecen no tener sentido para los adultos, son su forma de comunicarse. Tarde o temprano, esos “Gaga, gugú” se van a convertir en palabras.

Desde muy pequeñitos, los bebés pueden diferenciar caras y objetos: formas, tamaños y colores. También saben diferenciar las voces de sus padres de las de otras personas.

Tú, como mamá o papá, eres la primera o el primer maestro(a) de tu bebé. Su desarrollo está ciento por ciento influenciado por el cuidado y el amor que les brindas y las experiencias que comparten.  Mientras más amor reciban los bebés, se sienten más seguros, pueden conectar bien las ideas y la información y crecen sanamente.

El tiempo que compartes cuando juegas con ellos es esencial, pues interactúan contigo y es entonces cuando más aprenden. Toma nota de cómo aprender jugando:

  • Usa tu cara y tu voz para hacer gestos y sonidos divertidos. Para los bebés, tu voz y tu cara son mucho más interesantes que los juguetes.
  • Haz movimientos, gestos y sonidos que tu bebé pueda imitar. Copia lo que tu bebé hace y luego invítalo a que lo vuelva a hacer. Esto le enseñará el concepto de tomar turnos y así aprenderán a comunicarse.
  • Repíteles una y otra vez. Juega con ellos juegos repetitivos, pues de esa manera ellos practican hasta que entienden cómo funciona algo.
  • Léeles y cuéntales historias. Establecer hábitos de lectura a temprana edad le ayudará a tu bebé a aprender en el futuro. Además, es importante para el desarrollo del lenguaje.

Recuerda que a los bebés les encanta explorar y que su forma de hacerlo, es llevándose objetos a la boca. Ten cuidado de que no se metan a la boca nada demasiado pequeño porque se pueden ahogar. Cómprales juguetes que vayan de acuerdo a su edad.

No te olvides que el descanso es esencial para tu bebé. Así que puedes intercalar actividades y juegos con siestas durante el día.

Cada bebé es diferente y su respuesta a los estímulos también va de acuerdo con su personalidad.  Lo importante es que le enseñes jugando y te diviertas tú también.

Publicado en Salud

a vacunación es una de las mejores maneras que tienen los padres de proteger a sus bebés y niños pequeños contra 14 enfermedades infantiles graves antes de que cumplan 2 años. Averigüe si su bebé está al día con las vacunas.

Es importante que los niños hayan recibido todas sus vacunas. Las enfermedades que se pueden prevenir con vacunas pueden ser muy graves, incluso mortales, especialmente para los bebés y niños pequeños. Por ejemplo, los niños menores de 2 años enfrentan el mayor riesgo de sufrir una enfermedad neumocócica grave como neumonía, infecciones en la sangre (septicemias) y meningitis. Antes de que la vacuna antineumocócica comenzara a administrarse en forma rutinaria, se calcula que ocurrían unos 17,000 casos de infecciones neumocócicas graves, como meningitis, al año.

Las vacunas y su poder de protección.

Las vacunas han ayudado mucho a mejorar la salud de los niños en los Estados Unidos. La mayoría de los padres de hoy en día nunca han visto las consecuencias devastadoras que tienen, en las familias o las comunidades, las enfermedades prevenibles con vacunas. Si bien la mayoría de estas enfermedades no son comunes en los Estados Unidos, todavía ocurren en el resto del mundo. Es importante que continuemos protegiendo a nuestros niños con vacunas porque los brotes de enfermedades prevenibles con vacunas se pueden presentar en este país, y de hecho así ocurre.

Por ejemplo, en el 2010, habían 27,550 personas que indicaron haber contraído tos ferina en Estados Unidos. Se reportaron 27 muertes, 25 de las cuales eran de niños menores de 1 año de edad. En el 2011, 222 personas reportaron tener sarampión en Estados Unidos, es decir, más de dos veces el número de casos en cualquier otro año desde 1996. El sarampión es traído a los Estados Unidos por residentes de este país no vacunados y por viajeros extranjeros que se contagian cuando están en otros países. El sarampión sigue siendo común en muchas partes del mundo como Europa, Asia, el Pacífico y áfrica. De hecho, tan solo en Francia, más de 15,000 personas reportaron tener sarampión en el 2011. El sarampión se transmite fácilmente y puede ser grave; causa hospitalizaciones y hasta la muerte. Los niños pequeños tienen un riesgo más alto de sufrir complicaciones graves por el sarampión.

Vacunar a su bebé de acuerdo con los calendarios de vacunación recomendados le dan la mejor protección contra 14 enfermedades infantiles graves, como el sarampión y la tos ferina, antes de cumplir los dos años. El calendario recomendado está diseñado para proteger a los bebés y niños pequeños al principio de su vida, cuando están más vulnerables y antes de quedar expuestos a enfermedades que pueden poner en riesgo su vida.

Conmemoraciones en abril relacionadas con la vacunación

La Semana Nacional de Vacunación Infantil (SNVI), del 21 al 28 de abril del 2012, es un evento que celebra los logros en la vacunación y la salud de los niños de hasta dos años de edad. En esta ocasión, la NIIW se conmemora como parte de la Semana Mundial de la Inmunización, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para promover la vacunación, aumentar el acceso a los servicios de vacunación y fomentar actividades de vacunación a ambos lados de las fronteras en todas las seis regiones de la OMS.

Vacune a tiempo, siempre

Aunque en los Estados Unidos ocurren brotes de algunas enfermedades prevenibles con vacunas, la propagación de la enfermedad normalmente se reduce o se detiene gracias a la vacunación. Si dejamos de vacunar, los pocos casos que ocurren en este país podrían rápidamente pasar a ser decenas o centenares de miles de casos. Afortunadamente, la mayoría de los padres eligen vacunar a sus hijos y las tasas de inmunización en este país alcanzan, o están cerca de alcanzar, niveles sin precedente. De hecho, menos del 1% de los niños no recibe ninguna de las vacunas. Sin embargo, algunos niños no han recibido todas sus vacunas y por lo tanto no están completamente inmunizados. Es importante que los niños reciban todas las dosis de las vacunas según el calendario de vacunación recomendado. El no recibir todas las dosis de una vacuna deja a los niños en peligro de contraer enfermedades graves.

Por eso es tan importante asegurarse de que sus hijos están al día con las vacunas. Llame a su médico para averiguar si es tiempo de ponerle alguna de las vacunas. También puede usar esta herramienta en línea que le permite completar el registro de las vacunas que ha recibido su hijo y ver rápidamente si le faltó o se saltó alguna de las vacunas. Es importante para la salud de su hijo estar al día con las vacunas.

Publicado en Salud

Panes calientes

Campamento

Informativo

Guia Dominical

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Los ojos del alma

Colaboradores