PREGUNTA:

Estimado doctor, Según más envejezco, creo que con mayor frecuencia tengo calambres nocturnos. ¿Hay algo que se pueda hacer una vez que empiezan, o sólo esperar hasta que pasen? ¿Se puede en primer lugar prevenir esos calambres de algún modo?

RESPUESTA del Dr. Paul Takahashi, Medicina Interna para Atención Primaria, Mayo Clinic de Rochester en Minnesota, Estados Unidos: Toda persona que alguna vez se ha despertado con un calambre en las piernas sabe lo doloroso que puede ser cuando un músculo se contrae repentinamente. Los calambres nocturnos normalmente ocurren en las pantorrillas, pero también pueden presentarse en los pies y en los muslos.

 

En la mayoría de casos, los calambres nocturnos en las piernas no son nocivos y pueden aliviarse, e incluso prevenirse, con algunos estiramientos simples u otras medidas de autocuidado. No obstante, cuando ocurren con regularidad y ocasionan fuertes molestias, es preciso acudir al médico. Esto es particularmente cierto cuando los calambres de las piernas interfieren con el sueño o hay debilidad muscular, hinchazón, entumecimiento o dolor que no pasa o que continúa apareciendo.

A pesar de que el riesgo de sufrir calambres nocturnos en las piernas aumenta con la edad, generalmente es difícil precisar su causa. La verdad es que estos calambres a menudo se presentan sin ninguna razón.

Los calambres en las piernas pueden vincularse a la deshidratación, a permanecer sentado durante mucho tiempo, o a ingerir insuficiente cantidad de potasio, calcio o magnesio.  De igual manera, algunos medicamentos también se relacionan con este problema, como los diuréticos, los betabloqueadores y los antihipertensivos.

A veces, estos calambres podrían relacionarse con una afección metabólica subyacente, como el hipotiroidismo (tiroides poco activa) o con una afección paratiroidea. La diabetes es otra enfermedad que altera el metabolismo y también puede provocar calambres musculares.

Los calambres nocturnos en las piernas a veces se confunden con el síndrome de las piernas inquietas, en el que una desagradable sensación similar a pulsaciones o tirones en las piernas conduce a un deseo incontrolable de mover las extremidades inferiores. Estos síntomas ocurren principalmente por la noche, o cuando la persona se encuentra en reposo. Sin embargo, el dolor muscular es menos común en el síndrome de las piernas inquietas que en los calambres nocturnos. El dolor debido a la hinchazón de las piernas por exceso de líquidos (edema) también se podría sentir como un calambre.

El dolor de los calambres en las piernas puede variar en intensidad y durar desde sólo pocos segundos a 15 minutos o más. Para obtener alivio, se frota suavemente el músculo contraído para ayudarlo a relajar, y estirarse también puede aminorar el espasmo. Cuando el calambre es en la pantorrilla, intente ponerse de pie y recargar el peso del cuerpo sobre la pierna en cuestión, doblando apenas la rodilla. Si el dolor es demasiado e impide que se ponga de pie, estire recta la pierna, flexionando el pie hacia arriba en dirección de la cabeza.

Aplicar calor o frío también puede ofrecerle alivio. Para relajar los músculos tensionados, aplique hielo o una compresa fría directamente sobre la zona del calambre. Podría también ayudarle a sentirse mejor aplicar calor con una toalla caliente o una almohadilla térmica, o tomar un baño o ducha caliente para disminuir el dolor y la sensibilidad muscular.

Si bien los calambres nocturnos en las piernas pueden tomar por sorpresa, es posible prevenirlos y las siguientes medidas pueden ayudarle.

  • Permanecer hidratado: beber agua u otros líquidos en cantidad suficiente durante todo el día pueden evitar la deshidratación. Eso también ayuda a que los músculos se contraigan y relajen con más facilidad. Cuando uno participa en alguna actividad física, es particularmente importante reponer los líquidos, y continuar bebiendo agua u otros líquidos después de dicha actividad.
  • Estirarse antes de acostarse:si padece de calambres nocturnos en las piernas, lo mejor sería que se estire antes de ir a dormir.
  • Hacer un poco de ejercicio:andar en una bicicleta estacionaria durante unos minutos antes de acostarse podría ayudarle a prevenir los calambres mientras duerme.
  • Escoger el calzado correcto:usar zapatos que le ofrezcan buen apoyo podría ayudar a prevenir los calambres en las piernas.
  • Aflojar la ropa de cama:afloje las sábanas y demás mantas de la cama en la parte de los pies.

Si las medidas de autocuidado no mantienen a raya a los calambres, los analgésicos, como el acetaminofén (Tylenol y otros) también podrían ayudarle.

Publicado en Salud

El mantener el cerebro activo durante toda tu vida con actividades estimulantes como la lectura, la escritura y armar rompecabezas, es la clave para disminuir los niveles de una proteína relacionada con una condición a la que muchos temen: la enfermedad de Alzheimer.

Julia tiene 80 años y es tan lúcida como una persona joven. Todas las personas de la familia lo comentan un poco admirados. Ella siempre ha sido muy activa y le encanta tomar clases: con su mejor amiga van a cursos de historia del arte, por lo que le toca leer y estudiar. Así se mantiene entretenida, dice ella.

Pero más que entretenimiento, por el hecho de mantener la mente activa con lecturas y otros estímulos cognitivos, Julia está alejando a la enfermedad de Alzheimer. Como ella, muchas personas pueden mantenerlo a raya si dedican más tiempo a la lectura, a la escritura y a una actividad muy divertida: armar rompecabezas. Ahora que ya lo sabe, Julia disfruta armándolos con sus nietos. Es su nuevo pasatiempo.

Un estudio reciente realizado en el Instituto de Neurociencias de la Universidad de California en Berkeley sugiere que los adultos mayores (los hombres y las mujeres) que practicaron actividades estimulantes para el cerebro a lo largo de la vida, tienen menos depósitos de la proteína beta amiloide, la cual está ligada al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Así mismo, elegir una actividad como armar rompecabezas, llenar crucigramas, leer novelas, descifrar la lógica del sudoku o escribir, puede retrasar el avance de la enfermedad de Alzheimer cuando se realiza antes de que aparezcan los síntomas.

Las causas de la enfermedad o el mal de Alzheimer aún no han sido definidas, a pesar de los miles de estudios que hay en relación a ella. Se cree que son una serie de factores y es por eso que este estudio es importante, pues da claves al respecto.

Para llegar a concluir que actividades, como armar rompecabezas, resultan beneficiosas para prevenir este tipo de demencia, los investigadores le pidieron a 65 adultos sanos, mayores de 60 años que dijeran con cuánta frecuencia hacían este tipo de actividades. Las preguntas abarcaron varias etapas de la vida, desde los 6 años hasta la edad actual de los participantes.

Además, los participantes resolvieron pruebas de memoria y otras funciones cognitivas y fueron sometidos a un estudio de tomografía de emisión de positrones que proporciona imágenes (conocido como PET-Scan) que permite visualizar la proteína beta amiloide en el cerebro. Los resultados de estas pruebas fueron comparados con los de 10 pacientes diagnosticados con Alzheimer y las 11 personas sanas en sus veinte. Los resultados encontraron una conexión importante entre los niveles de actividades cognitivas y el nivel de la proteína beta amiloide. Se encontró una relación inversa entre más altos los niveles de actividad cognitiva, menor el nivel de la proteína beta amiloide y menor la incidencia de Alzheimer.

Algo que sobresalió fue que los adultos mayores que reportaron no practicar muchas actividades estimulantes para el cerebro presentaron un nivel de dicha proteína similar a la de los pacientes con Alzheimer. Mientras que los adultos mayores con más actividades estimulantes en el transcurso de su vida, tenían niveles de la proteína parecidos a los jóvenes.

Como ves, las actividades que mantienen al cerebro activo y lo divierten, son indispensables para mantenerlo sano. Así que no importa la edad que tengas, empieza ahora, ¿Qué tal armar un rompecabezas o escribir un cuento semanal? Diviértete y de paso, contribuirás a tener un cerebro ágil y vital, como el de Julia, a pesar de su edad.

Publicado en Salud

Panes calientes

Campamento

Informativo

Guia Dominical

Traductor

esenfrdeitptru

Sigamos al Mesías..!

Ciencia y Tecnologia

Nuestros Niños

Los ojos del alma

Colaboradores